General

Federico Ferroggiaro: El periodismo es vecino de la literatura

Federico Ferrogiario. Fotografía tomada por Ronald Stallard.

Federico Ferroggiaro. Fotografía tomada por Ronald Stallard.

Si se le pregunta al periodista argentino Federico Ferroggiaro en qué momento decidió ser escritor, sin apuros responde que en realidad todavía no tiene decidido si es o no es escritor.

Y es que el también profesor universitario en letras, siente que todavía no debe acomodarse el sombrero de escritor por el mero hecho de escribir. Pero con todo y ello ya tiene en su haber publicado un libro de cuentos El pintor de delirios. Publicado en el 2009 por la Editorial Municipal del Rosario en Argentina. Además de que se encuentra trabajando en una novela basada en la historia que precede al cuento “La pierna y el juego”, uno de los que integra a El pintor de delirios.

Conscientemente declara que Julio Córtazar era el escritor que más le influenció cuando empezó a esbozar sus primeros cuentos. “A los quince o dieciséis años lo admiraba rabiosamente y sentía que estaba ante la perfección de la narrativa. Y, naturalmente, lo imitaba sin ninguna vergüenza. Después fui adentrándome con otras lecturas, con otros autores: Borges, Bioy, Silvina Ocampo, Wilcock, Onetti, y descubrí que había más mundos fascinantes. Supongo que involuntariamente todos influyeron un poco, que les fui sacando algunos elementos explícitos o tácitos que me parecían productivos o reveladores”, señaló.

Cómodo dentro del género del cuento largo o  la nouvelle, Ferroggiaro dice sentir con los cuentos breves la frustración de haber perdido líneas, elementos, símbolos que se desaprovechan. “En la novela, como lector, siento, en muchas ocasiones, que hay demasiados excedentes, detalles que tranquilamente se podrían obviar. Y no me gusta escribir para llenar hojas”.

Respecto su formación periodística explica que le brindó un poco de disciplina. “Los tiempos periodísticos obligan a sentarse y a escribir dejando a un lado las preocupaciones cotidianas, existenciales y económicas que pueden estar dando vueltas. Cuando se redacta una crónica, por ejemplo, hay que pensar en los hechos objetivos, en cómo se van concatenando, en la temporalidad y, de paso, hay que usar la imaginación para cubrir los huecos… en fin: el periodismo es vecino de la literatura y, como es sabido, ambos trabajan en el terreno de la ficción aunque uno sea más hipócrita que el otro,” agregó Ferroggiaro, quien colabora con la revista Medicina y Cultura de la Universidad Nacional del Rosario (UNR).

El pintor de delirios

El pintor de delirios

Por otra parte, a su modo de ver, en Argentina hay muchos escritores y mucha gente que escribe. “Somos una multitud. Y debo reconocer que solamente leí una porción ínfima de esa masa. De los escritores actuales, me atrapa la desinhibición de Fogwill, las tramas de Sergio Bizzio y los cuentos de Abelardo Castillo. De todos modos, no percibo que ninguno de ellos devenga en canónico, es decir, que ponga su nombre junto al de Borges, Arlt, Bioy, Cortázar y Puig. Puedo equivocarme. A veces temo que el escritor que será más recordado es César Aira, porque cuenta con la adoración del discurso académico. Pero no puedo imaginarme que su escritura genere la misma admiración en el lector promedio (a quien no conozco ni sé cómo es)”, indicó.

Igualmente dice: “Creo que la verdadera cuestión en la literatura argentina pasa porque no hay tantos lectores nuevos, ávidos y voraces, osados, polémicos, como a los escritores les gustaría. Lectores de literatura argentina contemporánea, en especial. Mi percepción, y las estadísticas me avalan, es que las traducciones de Meyer, Brown y esos otros productos del “marketing” despiertan más interés que los Guillermo Martínez o los Pablo De Santis. Y creo que no tiene que ver con la calidad de las obras que se escriben. Prueba de esto es el reconocimiento internacional que reciben Saccomano, Jeanmarie, y los citados Martínez y De Santis, por dar un ejemplo. Pero no siempre la calidad es lo que importa”.

Ping-Pong

Escritor favorito: Puf… difícil elegir… pongamos Onetti.

Libro favorito: “El traductor”

Película favorita: De las últimas, “La ola”

Género narrativo predilecto: El cuento fantástico


Para la compra del libro, el contacto es a través de la Editorial Municipal de Rosario puede escribir a: emr@rosario.gov.ar o acceder a:

http://www.rosario.gov.ar/sitio/lugaresVisual/verLugar.do?id=2427&mSesCerrado

Entrevista realizada por Mildred Meléndez Otero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s