Columna/General

Sobre el Departamento de Educación…

censurado

En días recientes, el Departamento de  Educación (DE) eliminó cinco títulos de su currículo de español por considerarlos inapropiados para las mentes juveniles. Más inapropiado es negarles a sus estudiantes herramientas para que desarrollen un pensamiento crítico sobre su cultura y su idioma.

Cito el comunicado donde se establece las razones “inapelables” del DE: “El DE, tiene el compromiso de velar por la formación integral de los niños y jóvenes de nuestro País. Por lo tanto, la enseñanza que se imparte en los salones de clase debe servir para educar, a través de modelos de moral y ética. El Departamento se dio cuenta de la existencia de estos libros, mediante la revisión ordenada por el Secretario, Carlos Chardón de todos los textos del sistema. De hecho, el Secretario prohibió la compra de reposición de libros desde enero, hasta que no se verifiquen en su totalidad”.

Moral y ética. Primero el DE debería estudiar estas palabras y analizarlas en profundidad, antes de, cómo verdugos, cortarles las alas a los títulos bajo el currículo. ¿Qué daño puede hacerle un cuento de José Luis González a un estudiante que escucha verdadero lenguaje soez en su día tras día?

La escritora Mayra Santos Febres, quien ayudó a seleccionar varios de esos títulos como asesora del Departamento de Español, expresó en una comunicación lo siguiente:

Recomendé Aura porque es un clásico de la literatura contemporánea. No hay entre sus páginas una sola palabra “vulgar”, sí muchas en francés. Quizás Asuntos Académicos y los funcionarios del Sr. Juan L. Rodríguez haya traducido mal alguno. Quedo a su disposición para corregir ese entuerto. Reunión de Espejos, recopilación de cuentos editada por el poeta y director de la Academia de la Lengua José Luis Vega, recoge cuentos de José Antonio Ramos, Ana Lydia Vega, Tomás López Ramírez (ese maravilloso cuento “Banda de acero” sobre el Caribe), Luis Rafael Sánchez y Rosario Ferré.

Que por favor me indiquen en qué página de qué cuento aparece la palabrota o el contenido soez tan tremendo que hace que se despache ese libro por entero. Quisiera saber qué escena logra convencer a los funcionarios de Asuntos Académicos que un libro que pone en contacto a los estudiantes con la más excelsa literatura de Puerto Rico debe ser retirado de su currículo de enseñanza”.

Asimismo la escritora declara no comprender que eliminen la crónica El entierro de Cortijo. “que pone en contexto histórico figuras de la literatura tales como Luis Llorens Torres y, a la vez, que reflexiona acerca de la cultura popular salsera, tan similar a la del reggaetón. Este libro, sobre todo si se enseña en undécimo grado, puede ayudar a desarrollar herramientas de reflexión crítica sobre la historia, la marginación, los elementos de la cultura popular que son nocivos, la manera en que la música puede ser medio de expresión para sectores marginales del pueblo”. Y recomendando a su vez que puede avivar discusiones acerca de los aedos, los bardos, la poesía oral, conectarla con el estudio de clásicos como la Odisea (libro que también ha sido censurado o “retirado de listas de lecturas” por su contenido demasiado vulgar, sobre todo cuando Odiseo aparece desnudo después que sobrevive a Calipso)”.

Por mi parte, trabajando como tutora de español, contemplo cómo tantos jóvenes me expresan con frustración que no saben redactar un ensayo o que no entienden las reglas de acentuación. Estos jóvenes se enfrentan en las aulas universitarias a su propio desconocimiento. ¿Qué está pasando en esos salones a la hora de enseñar nuestro idioma vernáculo?

No se puede echar la culpa a los estudiantes, ni a los profesores, ni a los directores de escuela, ni al DE. Pero si deberíamos preguntarnos cuál es el enfoque que se les provee al alumnado de las escuelas públicas y privadas al enseñarles español. ¿Cómo es posible que jóvenes que llevan estudiando 12 años de su vida, este idioma tan nuestro,  tengan tantas dudas sobre temas que se discuten a la saciedad? ¿Cómo es posible que se les dé a conocer ciertos escritores puertorriqueños, españoles e hispanoamericanos, cuando hay tantos escritores, que se circunscriben  al canon universal?  En las aulas hay que enseñar a valorar la literatura, las letras.

Desconocer la propia literatura es desdecirse de su cultura. Si rechazamos obras importantes para reconocer nuestro marco histórico cultural por mera censura banal, ¿qué podremos esperar? ¿Una nueva época de oscurantismo?

Cito nuevamente a Mayra Santos Febres al decir que dentro de esas páginas “no está el demonio, no está la falta de moral. El demonio está en la calle. Hay que darles herramientas a nuestros jóvenes para poderlo reconocer. Para poder reflexionar sobre él. Para poder enfrentarlo”.

Si hay que abrirle los ojos a la juventud, ¡qué mejor que la literatura lo haga!

Lista de libros “terminantemente prohibido el uso de los siguientes textos en las escuelas públicas del DE”:

• Antología Personal, de José Luis González
• El Entierro de Cortijo, de Edgardo Rodríguez Juliá
• Mejor te lo Cuento: Antología Personal, de Juan Antonio Ramos
• Reunión de Espejos, de José Luis Vega
• Aura, de Carlos Fuentes

Anuncios

2 pensamientos en “Sobre el Departamento de Educación…

  1. Es increible que esto se este dando en puerto rico, quiere decir que siguen pasando los años y se podria ver que nuestra enseñansa a nivel primaria y secundaria, que practicamente son nuestra base de aprendizaje, se vea manchada por esta acción tan drastica del DE, osea que en un futuro nuestros jovenes se veran forzados a pagar mas dinero por un refuerzo en nuestra lengua natal, soy estudiante universitario y me encanta la escritura, me da mucho coraje esta situación, como estudiante y persona que soy, el gobierno deberia tomar más en consideración otras cosas que estan mal y que aún así las permiten,ej: que el estudiante tome examenes con libreta abierta, yo lo viví y lo ví en mucho de mis grados, eso no es enseñanza para un estudiante, eso es regalar la nota.

  2. Muy de acuerdo con tu anáisis y tu postura. Definitivamente debemos enseñar a nuestros jóvenes el verdadero valor de nuestra literatura y permitirles tener un juicio crítico sobre la misma. Sobre el gobierno ni opino porque, verdaderamente, no vale la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s